post4

BIOGRAFÍA

Sus primeros pasos

Este virtuoso pianista, compositor y arreglista de jazz comenzó su carrera profesional muy temprano. Con solo 14 años ya tocaba en el Hotel Carrera de su Santiago de Chile natal.

Rápidamente se convirtió en uno de los sesionistas notables de su país y participó en varios programas musicales acompañando artistas como Miguel Bosé, Luis Jara o David Bisbal. También fue el pianista oficial del renombrado Festival de Viña del Mar entre 2.005 y 2.010, mientras grababa con la élite del jazz local, artistas como Christian Gálvez , Carlos Figueroa, Lamonart, Martina Lecaros o Andrés Pérez entre otros.

En 2.008 fue nominado a los Premios “Altazor” a las artes nacionales, el galardón más respetado de chile.

Así llegaría su primer trabajo discográfico, “Groovera”, grabado en Chile en 2.010 con la participación de su padre y su hermano, además de un nutrido grupo de artistas cercanos.

El camino como líder

Al emigrar a España comenzó a expandir sus influencias artísticas y comenzó a tocar con artistas de primer nivel como Patax, Paloma San Basilio, Luis Salinas, Rosario Flores, Jimmy Barnatan, Alaín Pérez o la Bob Sanz Big Band, por mencionar algunos.

Brad Meldhau, Hiromi, Gonzalo Rubalcaba, Michel Camino, Keith Jarret son algunas de las referencias que marcaron la evolución de  su música hasta que en 2.016 grabó su segundo trabajo de estudio, “Luz”. Una producción más enfocada en el jazz en la que se rodeó de grandes artistas como Christian Gálvez.

Este trabajo posicionará a Jorge Vera a un nuevo nivel como líder y ya atrae la atención de la escena europea de jazz, comenzando a desarrollar su carrera internacional con conciertos a lo largo del continente.

Se dice de Jorge

“En Jorge sobresalen dos características imprescindibles pero nada frecuentes en formaciones con cantantes. La primera es su virtuosismo: la técnica y la creatividad sobre esa técnica fue lo primero que me conquistó de este músico, su versatilidad y capacidad de tocar cualquier género.

Sin embargo con el tiempo afloró esta segunda virtud: el entusiasmo. He visto pocos músicos disfrutar tanto de todo lo que hacen, ya sea salsa, pop, jazz o una copla… Para él el acto de tocar es en sí un momento de disfrute y las decisiones que toma como pianista en ensayos o sobre el escenario están muy lejos de una inercia o una respuesta mecanizada. Se conoce tanto a sí mismo que busca con destreza lugares que no haya transitado y te sorprende cada vez. Esto hace que los que compartimos escenario con él nos contagiemos de inmediato, arriesgando y saliendo de una zona de confort. Dotando a ese momento de un halo único e irrepetible.”

De La Purissima

“Jorge habla cuando toca, cuenta historias mágicas que desconocías y que quisiste saber. Cuando no toca también cuenta historias…¡y te mueres de la risa! Un músico brillante, una persona exquisita.”

Noa Lur

“La aparición de Jorge Vera ha supuesto la irrupción más interesante en el panorama instrumental español en muchos años”

Jorge Pérez (Patax)